¡Diseño (no) neutral ya!

Article image

El diseño como disciplina se desarrolló conjuntamente con la Revolución Industrial y la expansión de los medios mecánicos de producción. El modernismo surgió con el afán de dar un nuevo significado a los productos industriales y evolucionó hacia una transformación social y cultural, terminando con el «estilo internacional» y desarrollando el concepto del estándar universal: la idea de que todos podríamos encajar en una matriz unificada.   

Afortunadamente, el hecho de vivir en un mundo globalizado significa que cada vez somos más conscientes de las diferencias personales que definen quiénes somos como humanos y como individuos. El futuro del diseño dependerá de la definición, investigación y replanteamiento de infraestructuras más amplias para incluir soluciones personalizadas.  Una visión de futuro del espacio de baño implica desarrollar una visión de futuro de la recogida de agua, la separación de excrementos corporales y el reciclaje de agua.  

Tener una visión del baño del futuro significa pensar en la inclusión del género, de las culturas y de los diferentes grupos de edad, así como en la de otras criaturas no humanas afectadas por nuestros modos de vida. El uso excesivo del agua y la recogida separada de excrementos sólidos y líquidos son cuestiones que podrían y deberían ser abordadas de inmediato para limitar el daño medioambiental. Pensar en el futuro del baño significa no relegar el aseo y el cuidado del cuerpo necesariamente a una estancia. ¿Por qué no como parte del espacio público como, por ejemplo, onsen en japonés? De esta forma quien necesita ayuda puede pedirla.    

Diseño y variación tonal en estos azulejos esmaltados.
Formatos de ExCinere, Dzek. Imagen © Nick Ballon, cortesía de Dzek

Como diseñadores, también debemos recordar que no todo puede abordarse a nivel de producto. La gobernanza valiente y los nuevos modelos de negocio inteligentes son todo lo que necesitamos para desarrollar proyectos innovadores. Cuando los encargos que recibimos carecen totalmente de sentido o son, de hecho, insultantes, deberíamos aprender a decir que no. Hace unos años, se nos pidió que diseñáramos mobiliario orientado hacia el género para niños. Sentimos lástima por el cliente y por su estrecha visión del mundo.   

Durante la expansión económica europea después de la Segunda Guerra Mundial, numerosas exposiciones se centraron en la definición del «buen diseño». Se trataba de intentos de educar a los ciudadanos sobre el impacto positivo del diseño. Lo que más necesitamos hoy en día es educar a los responsables de las administraciones, a los productores y a los políticos. Solo así lograremos que el diseño no sea tratado como una forma de estilismo: el diseño no se basa en las tipologías de objetos o en el diseño de interiores sino en lo que significa ser humano en este planeta.   

Andrea Trimarchi y Simone Farresin son miembros del jurado de jumpthegap®, el Concurso de Diseño Internacional de Roca, para el cual los participantes pueden entregar sus proyectos entre el 3 de mayo y el 6 de septiembre. Para más información: www.jumpthegap.net 

Imagen principal: DZEKxFormafantasma: ExCinere, una colección de azulejos esmaltados de ceniza volcánica. Imagen © Delfino Sisto Legnani y Marco Cappelletti, cortesía de Dzek 

 

Artículos destacados en jumpthegap®

Suscríbete a la newsletter