El diseño de los aseos públicos

Un enfoque en el bienestar

​ ​ Paul Priestman
Paul Priestman
​ ​
Article image

Este último año nos ha mostrado la importancia del bienestar y del cuidado de nuestra salud física y mental, y los espacios de baño han jugado un papel fundamental en todo esto.

En el cine y en los programas de televisión, tanto los baños públicos como los privados son utilizados para obtener una visión más profunda de un personaje. Suele ser el lugar en el que el personaje se da una charla motivacional, o donde se refugia para recuperar la compostura tras una situación estresante. Es el lugar donde podemos ver la cara más vulnerable del personaje.

Resumiendo, los cuartos de baño son un espacio básico y juegan un papel fundamental en nuestro conocimiento de nosotros mismos. Los baños, tanto si son públicos como privados, deberían ser lugares tranquilos, lugares en los que evadirnos del caos de nuestro día a día, aunque sea durante un par de minutos. Deben ser lugares que vayan más allá de facilitar la salud y la higiene y que promuevan el bienestar.

Esto puede parecer un objetivo inalcanzable en los baños públicos. Si bien los baños son lugares a los que acudimos para asearnos, muchos baños públicos suelen transmitir una sensación de suciedad. Esto ocurre sobre todo en los baños públicos de parques, estaciones, aeropuertos, etc. Lo primero que nos viene a la mente al pensar en este tipo de aseos es la mala iluminación y las frías superficies metálicas, una imagen totalmente contrapuesta a la sensación de bienestar. Pero los nuevos materiales y tecnologías han dado lugar a importantes mejoras, y todo cambio, por pequeño que sea, tiene un enorme impacto. El trabajo llevado a cabo por Roca con One Hundred Restrooms es un cambio radical en el diseño de baños públicos, que reconoce la importancia del baño público como santuario, en lugar de como espacio práctico donde satisfacer nuestras necesidades fisiológicas.

Vista del diseño de un baño de Roca con One Hundred Restrooms.
One Hundred Restrooms. Imagen Alwin Kroon

En mi trabajo como diseñador industrial, principalmente en el sector del transporte, a menudo he intentado plasmar en los espacios públicos una sensación y un estilo hogareños, y se trata de un enfoque que puede trasladarse al diseño de baños públicos. Por ejemplo, una iluminación más suave, los acabados naturales y los colores claros ayudan a crear un espacio aireado y tranquilo, más acorde con la idea que tenemos del baño de un hotel que el de un tren o un avión. Para mí, estos espacios son también una oportunidad para reflejar la identidad de marca a través de la selección de materiales y acabados. Por ejemplo, en nuestros proyectos de transporte, a menudo utilizamos colores y diseños que reflejan la marca de la empresa. Es una forma de destacar la atención al detalle y mejorar la experiencia de cliente en cada momento del viaje.

Hoy en día, tras más de un año de pandemia global, el diseño de los baños públicos gira en torno a la necesidad vital de higiene y limpieza que los diseñadores, los fabricantes de materiales y las empresas tecnológicas están intentando abordar. Desde los materiales autolimpiables a la tecnología sin contacto, estamos presenciando la aparición de numerosas innovaciones en el espacio de baño.

Una de las tecnologías que ha cobrado mayor protagonismo es la limpieza UVC, que permite limpiar espacios de forma fácil y eficiente, reduciendo asimismo la utilización de productos químicos agresivos, que de otro modo acabarían en nuestros sistemas de alcantarillado. Esta tecnología puede ser combinada con tintas termocromáticas y fotocromáticas para mostrar un mensaje tranquilizador en una superficie tras su limpieza. Aumentar la conciencia de limpieza en un espacio ayudará a aliviar la ansiedad del usuario potencial y contribuirá a una sensación de bienestar, lo cual es vital de cara a la percepción positiva de una marca, en especial las comerciales y de hostelería.

A la hora de diseñar los baños públicos del futuro, es esencial que garanticemos que estos espacios son accesibles y están disponibles para todos. Debemos centrarnos en las necesidades de cada usuario, independientemente de su edad, su capacidad física o nivel socioeconómico. Por ejemplo, es importante resaltar que los baños públicos pueden jugar un papel en la lucha contra la pobreza higiénica. En el Reino Unido, más de un tercio de la población y más de la mitad de los jóvenes de entre 18 y 24 años han tenido que prescindir de artículos de higiene o aseo personal.* Esto tiene un impacto directo en la salud física y en el bienestar mental y también juega un papel importante en la integración social.

Los aseos públicos son espacios democráticos que pueden contribuir a cumplir una función que va más allá de una mera necesidad física y convertirse en un lugar donde cada individuo puede reorganizarse, descansar y retomar fuerzas.

*The Hygiene Bank

Paul Priestman es jurado de jumpthegap®, el Concurso de Diseño Internacional de Roca, para el cual los participantes pueden entregar sus proyectos entre el 3 de mayo y el 6 de septiembre. Para más información: www.jumpthegap.net 

Imagen principal: Qatar Airways, Diseño del baño de primera clase del A380, PriestmanGoode. Imagen PriestmanGoode

Artículos destacados en jumpthegap®

Suscríbete a la newsletter