Cinco lugares donde conectar con lo Divino

Cómo la arquitectura de vanguardia nos eleva a lo más alto

Article image

La tradición católica de exaltar la divinidad de Dios a través de muestras de decoración exuberante hecha por los mortales en la Tierra ha dado como resultado algunas de las obras maestras más imperecederas e impresionantes del mundo, desde el Renacimiento hasta el Barroco, el rococó y cualquier otra expresión artística acaecida a partir de entonces. Esta aproximación que juega con una sensualidad elevada fue continuada en el periodo posterior al Concilio Vaticano II por arquitectos que celebran la materialidad de los edificios religiosos a través del tejido mismo de la estructura; esta materialidad en la arquitectura religiosa contemporánea se convierte tanto en el medio como en el mensaje de una connectividad celestial.

Capilla Obispo Edward King, de Niall McLoughlin Architects

 

Capilla Obispo Edward King, Oxford

Niall McLoughlin Architects

Los clientes de este proyecto fueron el Colegio Teológico de Ripon en Cuddesdon y las Hermanas de Begbroke, una pequeña comunidad de monjas. El diseño hace de conexión entre dos imágenes arquitectónicas contrastadas, un hueco en el suelo donde se reúne la comunidad y una estructura de madera elevada, como el esqueleto de un barco, que busca la luz entre las copas de los árboles del lugar. La poesía resultante reside en la tensión entre estos dos mundos: uno en la tierra y el otro en el cielo.

Los materiales son extremadamente expresivos y ensalzan sus cualidades estructurales innatas; la cara externa de la capilla está hecha con ladrillos colocados en ángulo para dar más énfasis a la geometría elíptica del volumen, mientras que en el interior, las vigas laminadas soportan la estructura de la cubierta, a modo de evocación de una catedral gótica. La luz se convierte en un material de construcción tangible a medida que las sombras van desplazándose por el interior a lo largo del día.

 

Capilla al aire libre en el centro de la pequeña población de Skorba (Eslovenia), de Enota Architects

Capilla al aire libre en Skorba

Enota

Este proyecto de arquitectura religiosa contemporánea es una capilla al aire libre, diseñado por Enota Architects, se encuentra en Skorba, una pequeña población que, en los últimos años, se ha convertido en una ciudad dormitorio para Ptuj, uno de los núcleos urbanos más antiguos de Eslovenia. Concebido en forma de plano de hormigón plegado que se extiende por el paisaje, el proyecto fue financiado y parcialmente construido por los habitantes de la ciudad que querían crear un punto de encuentro para su comunidad. La capilla también sirve como centro social para eventos y reuniones.

Los arquitectos abrazaron la simplicidad; una placa de hormigón blanco dibuja la estructura que sirve tanto de altar como de refugio y continúa delimitando el área de las gradas. Esta estructura proporciona un fuerte contraste con el verde entorno del parque. Planchas cuadradas de metal atornilladas a la placa de hormigón configuran los asientos. Los blancos paneles forman una pendiente en el emplazamiento que refuerza la idea de congregación, un concepto que proviene de los evangelios y la celebración de la liturgia.

Capilla del Atardecer, de Bunker Arquitectura

 

Capilla del Atardecer

Bunker Arquitectura

El hormigón crudo define el volumen en forma de prisma de esta capilla funeraria diseñada por Bunker Arquitectura, ubicada en los cerros vírgenes alrededor de Acapulco, en México. Una de las pocas peticiones del cliente fue que la orientación de la capilla debía alinearse con el atardecer en los equinoccios. El denso paisaje del lugar está formado por enormes rocas de granito y altos árboles, lo que forzó a los arquitectos a alzar el nivel del suelo de la capilla unos cinco metros para poder encontrar un lugar despejado hacia las vistas. La idea tras el proyecto era conseguir el menor impacto con el entorno, de modo que la presencia del edificio se delata por una entrada simple y una escalera suspendida que conduce hasta el espacio semiabierto que constituye la capilla. La expresión arquitectónica enfrenta el lleno con el vacío, lo efímero con lo duradero, el orden con el caos en una estructura reducida al mínimo; una verdadera metáfora para la naturaleza misma de la vida y la muerte.

 

Iglesia Parroquial, Rivas Vaciamadrid, de Vicens + Ramos Arquitectos. © Luis H Segovia
Iglesia Parroquial, Rivas Vaciamadrid, de Vicens + Ramos Arquitectos. © Luis H Segovia

Iglesia Parroquial, Rivas Vaciamadrid

Vicens + Ramos Arquitectos

Después de presentar numerosas propuestas, la forma final de la capilla vino determinada por el presupuesto y las restricciones del emplazamiento, con el objetivo de conseguir el máximo de superficie construida para oficinas, aulas y alojamiento para los curas de la parroquia. Los arquitectos revistieron la estructura con acero corten, de manera que los tonos rojos del acero preoxidado contrastan con los edificios característicos de esta zona residencial en crecimiento ubicada al norte de Madrid. El altar recibe luz natural a través de una serie de aberturas en forma de cañón organizadas de forma abrupta en el exterior, mientras que en el interior, la sensación es de calma y reflexión. Los muros de la capilla están revestidos con una franja de granito negro pulido que conduce la vista hacia el altar y a las entradas de luz por el extremo norte reflejada en el tratamiento dorado de las aberturas en forma de embudo. Una serie de obras de arte abstractas, la mayoría donadas por artistas reconocidos, narran la liturgia católica.

La Iglesia del Santísimo Redentor de Fernando Menis. © Bozo Benic
La Iglesia del Santísimo Redentor de Fernando Menis. © Patri Cámpora

La Iglesia del Santísimo Redentor

Fernando Menis

Ubicada en Los Majuelos, en las afueras de La Laguna, en Tenerife, esta capilla está dedicada a la Resurrección, cuyo simbolismo genera la principal expresión arquitectónica de este complejo de edificios que incluye un centro social, una biblioteca y unas oficinas. Compuesta por una serie de volúmenes truncados de hormigón –y de alguna forma crudos y austeros–, la entrada a la capilla está alineada con la cruz, iluminada por detrás, de modo que constituye el foco de atención del espacio interior. El edificio consta de tres materiales principales que están tratados de forma diferente dependiendo del contexto; hormigón crudo, carpintería de metal y vidrio texturizado. La escenografía interior gira en torno a la luz, manipulada de una forma casi escultural, resaltando zonas diferentes y aspectos litúrgicos de la capilla a diferentes horas del día. A pesar de que el proyecto de arquitectura religiosa contemporánea general todavía no está terminado, la capilla se utiliza ocasionalmente para celebrar misas y bautizos.

*Imagen principal: Capilla del Atardecer, de Bunker Arquitectura

Suscríbete a la newsletter