Cossos infralleus

La artista de esta esta exposición conecta con uno de los paisajes más extremos del planeta

Article image

Somos energía. Creo que conectamos gracias a las vibraciones de nuestra energía en consonancia con la de otros elementos

Aïda Andrés Rodrigálvarez decidió complementar sus estudios en Arquitectura con una licenciatura en Bellas Artes, ya que “ellos (los profesores de arquitectura) no nos explicaban cómo tratar el espacio de manera sensual’. En la obra artística de Andrés esta formación arquitectónica está muy presente, puesto que entiende el espacio como un medio, que consigue mostrar con elegancia y al cual otorga un carácter experimental.

En noviembre de 2015 la artista y arquitecta pasó dos semanas en la base militar argentina de Carlini. Andrés llego allí sin un plan claro. Ni siquiera sabía qué técnica emplear en su obra para hacer justicia a la belleza del paisaje. “Mi primer pensamiento era que, hiciera lo que hiciera, en comparación con lo que estaba viendo, sería horrible”, explica. “El paisaje era extremo, pero su belleza también”.

El conjunto de litografías y fotografías que Andrés produjo como resultado de esta experiencia, titulado Cossos infralleus (Cuerpos infraleves), pone de relieve esta belleza. La artista trasciende la dureza destructiva para mostrar una transparencia sublime de icebergs monolíticos, tormentas de nieve y horizontes infinitos, en los que los cielos y las aguas glaciales se encuentran con un sol muy frágil, cuya aparición Andrés documenta como en un cuaderno de bitácora.

Una muestra de Cossos Infralleus en la base militar argentina de Carlini. Aïda Andrés
Detalle de Cossos Infralleus, de Aïda Adnrés

Hay algo atractivo y atrayente en una atmósfera que te rechaza. A pesar de que el viento es muy fuerte y es muy difícil soportarlo más de veinte minutos, algo me instaba a salir y experimentarlo, desafiarlo y enfrentarlo, sentir mi cuerpo dolorido intentado resistir.

Cossos infralleus

Suscríbete a la newsletter