Nuevas alternativas de energías renovables (Parte 1)

En esta entrevista Warner Philips reflexiona sobre las energías renovables y la transición hacia un futuro más limpio

Article image

El inversor y emprendedor Warner Philips participó en el simposio «El contexto de la arquitectura sostenible», que tuvo lugar en el Roca Barcelona Gallery en mayo de 2014. En la primera parte de esta reciente  entrevista,  reflexiona sobre la transición hacia las energías renovables y sobre lo que el futuro traerá respecto a viajar nuevamente.   

Si recordamos la presentación de tu tecnología de luz LED en el simposio en el Roca Gallery, en aquel momento fuiste muy crítico con la obsolescencia programada existente en ciertos sectores. ¿Opinas que este modelo de negocio ha cambiado en los últimos seis años? 

Sí, pienso que ha cambiado porque las empresas comienzan a ser mucho más conscientes de su huella ecológica. Gran parte de la presión que se ejercía sobre las empresas para provocar un cambio provenía de las organizaciones medioambientales, pero en la actualidad, la presión proviene de los consumidores. Especialmente de los millennials. Son muy críticos con lo que compran y donde lo compran. Las empresas también están viendo que cuanto más inviertan en destacar cuál es su propósito social, más fuerte será su marca en el mercado. Pueden contratar y retener más y mejor talento y su base de inversores también será mejor.   

¿Puedes darnos tu opinión sobre cómo estamos realizando la transición a las energías renovables?  

 Yo observo un gran cambio en el consumo de energía y creo que  necesitamos seguir creando  casos de éxito, y compartirlos con el mayor número de personas posible. Por ejemplo, hemos invertido en una empresa que ayuda a otras empresas a equilibrar la cantidad de energía que utilizan, lo que reducirá en general la cantidad de energía que necesitamos suministrar a la economía en su conjunto.   

Por otro lado, una de las tecnologías que más me ilusiona es la solar y es interesante ver cómo se está ampliando y cómo están surgiendo algunas iniciativas que ayudarán a darle aún más impulso. Creo que el hidrógeno alimentado por energía solar, que consiste básicamente en utilizar la energía solar para producir hidrógeno, es interesante porque el hidrógeno es un tipo de combustible mucho más fiable. Es un combustible limpio y se puede utilizar en todo momento. También pienso que la energía solar térmica es extremadamente interesante. Estamos estudiando una empresa que utiliza tecnología térmica fotovoltaica para desalinizar agua de mar y así producir agua destilada muy limpia. Creo que la combinación de energía renovable y agua limpia es apasionante.    

Y todos los vehículos eléctricos… Recuerdo que no hace tanto tiempo, en 2015, mientras residía en Silicon Valley, la movilidad eléctrica era aún residual. Ahora todas las grandes empresas automovilísticas fabrican vehículos eléctricos o al menos híbridos. Y todo el mundo está dejando al margen los vehículos que utilizan combustibles fósiles. Así que se trata de un gran paso.   

¿Cómo ves el futuro de los viajes? 

Creo que, por naturaleza, a los humanos nos gusta disfrutar de la vida, y viajar es muy placentero. Ahora bien, la pregunta es: ¿cómo se puede viajar de forma sostenible? Creo que la clave reside en darnos cuenta de que quizás no necesitamos viajar tan a menudo, que debemos repensar nuestra forma de viajar.    

Plataforma Hardt Hyperloop, Aeropuerto Schiphol. UNStudio (diseño de estación), Plompmozes (visualización)
Plataforma Hardt Hyperloop, Aeropuerto Schiphol. UNStudio (diseño de estación), Plompmozes (visualización)

También creo que en el futuro se crearán mejores medios de transporte que tendrán una huella de carbono mucho menor que el transporte en avión. Existen algunas compañías en el mundo que ya están trabajando en esto. Tenemos una en los Países Bajos llamada Hardt Hyperloop. Está desarrollando una tecnología para transportar viajeros en un habitáculo similar a un tren, pero que se desplaza por un tubo de vacío. Por ejemplo, podrías viajar sin paradas de Ámsterdam a Barcelona, o a cualquier lugar en el sur de Europa, en unas dos horas. Es seguro, puedes caminar por el compartimento durante el viaje y tienes conexión wi-fi. Si adoptáramos esta tecnología, probablemente podríamos reemplazar los viajes en avión en el continente europeo.  

¿Cuál es tu visión para la movilidad aérea sostenible? 

  Creo que existen multitud de pequeños pasos que podemos dar, y también existen ciertos pasos muy importantes que también podemos dar. Por ejemplo, KLM y la Universidad de Delft han presentado una nueva aeronave que disminuirá la fricción de forma dramática. Tiene forma de V y es similar a una punta de flecha. Es sin duda la próxima generación de aviones, que no volarán hasta dentro de 10 o 15 años. Y por supuesto, también existen los biocombustibles para el transporte aéreo.   

Prueba de vuelo del modelo a escala del Flying-V. Malcom Brown/TU Delft
Prueba de vuelo del modelo a escala del Flying-V. Malcom Brown/TU Delft

A fin de cuentas, somos una especie a la que le encanta viajar, nos gusta ver otros lugares del planeta, nos gusta conocer a otras personas. Nos gusta evolucionar como personas. Así que estamos obligados a descubrir formas de viajar diferentes, más inteligentes, más limpias, pero también mejores y más cómodas. Soy muy optimista en este sentido, incluso en lo que atañe a la movilidad.  

¿Cuáles crees que son las claves para transformar esta mentalidad en algo global, de manera que las personas puedan confiar en nuevas soluciones alternativas?   

Todas las tecnologías que necesitamos para sobrevivir y prosperar en un planeta con diez mil millones de habitantes ya están disponibles. Si nos fijamos en cómo aumenta la concienciación y cómo las personas están modificando sus hábitos alimenticios para llevar una vida más sana, cómo se ha puesto de moda moverse en bicicleta o conducir un coche eléctrico, cómo es más inteligente trabajar desde casa por videoconferencia que ir todos los días a la oficina, está claro que las cosas están cambiando. Espero que continuemos esta tendencia y pienso que lo haremos porque somos capaces de hacerlo.   

Así que ahora todo depende de la voluntad y el coraje de las personas para tomar las decisiones acertadas y decir:  «Bien, quizás debamos cerrar algunas industrias contaminantes y avanzar rápidamente hacia la forma en que se deben hacer las cosas». 

 Esta entrevista se llevó a cabo por Inês R. Correia y Diane Gray. Ha sido editada y condensada. 

Imagen principal: EstacióHardt Hyperloop, aeropuerto Schiphol. UNStudio (diseño de estación), Plompmozes (visualización) 

Suscríbete a la newsletter