Nuevas alternativas para las energías renovables (Parte 2)

Warner Philips nos habla de cómo el cambio medioambiental requiere de los esfuerzos conjuntos del sector público y el privado

Article image

El inversor y emprendedor Warner Philips participó en el simposio «El contexto de la arquitectura sostenible», que tuvo lugar en el Roca Gallery Barcelona en mayo de 2014. En la segunda parte de esta reciente entrevista, reflexiona sobre el papel de los consumidores, emprendedores, empresas y gobiernos en la generación de un futuro sostenible.

Has logrado combinar la sostenibilidad medioambiental, la innovación y la inclusión social en los proyectos que has desarrollado. ¿Crees que estos proyectos circulares tienen más probabilidades de originarse en start-ups que en grandes empresas?

Existe innovación en las grandes corporaciones, pero no existen muchas empresas que lancen estas innovaciones como nuevos productos. Normalmente es necesario un emprendedor que diga:  «Voy a salir y voy a hacer esto y voy a dedicar los próximos años y todo mi dinero a intentar lograr el éxito». Es necesario este tipo de actitud y en el 99% de las grandes empresas no es posible encontrarla.

Sí creo que las empresas están empezando a comprender que, si quieren triunfar en el mercado del consumidor, necesitan tener una marca positiva. Lo que estamos viendo es que numerosos fondos de pensiones, fondos de dotaciones y compañías de seguros están ejerciendo presión sobre las empresas para que aclaren los términos de sus informes medioambientales, sociales y de gobierno (ESG por sus siglas en inglés).

¿Crees que se incrementará el número de iniciativas de desarrollo sostenible impulsadas por los gobiernos?

Creo que en este momento nos encontramos en un interesante punto de inflexión, ya que hemos pasado de tener empresas con un valor únicamente económico para el accionista a corporaciones con una mayor responsabilidad. También hemos visto, sobre todo a causa de la crisis financiera, que si los gobiernos liberan los mercados financieros, entonces básicamente te encuentras en una situación en la que la economía puede llegar al colapso.

Así que los gobiernos están dando la cara, están comprendiendo cuál es su responsabilidad y su papel en el día a día. Pero creo que al mismo tiempo están empezando a ver que necesitan ser más efectivos y eficientes. Necesitan ser proactivos e intervenir para transformar la manera en la que nos enfrentamos al cambio climático, la crisis energética y a otros enormes desafíos.

¿En tu opinión, ¿cómo crees que el sector público y el privado pueden colaborar de forma más estrecha?

Creo que el gobierno tiene que jugar un papel muy importante en todo esto. Y creo que todavía estamos en una primera fase, en la que el gobierno está intentando reinventarse planteándose la siguiente pregunta: «¿Cómo garantizamos el control necesario de lo que está sucediendo sin convertirnos en un estado policial? ¿Cómo logramos que no se disparen los costes? ¿Cómo garantizamos que las personas estén capacitadas para hacer lo correcto?»

Los problemas como la transición a las energías renovables no pueden ser resueltos únicamente por los consumidores o las empresas privadas. Es necesario que los gobiernos encuentren la forma de utilizar los sistemas que tenemos (infraestructuras, incentivos fiscales, subsidios, estímulos) para lograr que nuestra sociedad sea más sostenible, más inclusiva y pueda ser disfrutada por el mayor número de personas.

Vehículo Hardt Hyperloop, UNStudio (diseño), Plompmozes (visualización)
Vehículo Hardt Hyperloop, UNStudio (diseño), Plompmozes (visualización)

Opino que necesitamos que los emprendedoress consigan las mejores ideas y los mejores productos. Necesitamos que los inversores se arriesguen y les apoyen. Necesitamos que los gobiernos respalden estas iniciativas. Por ejemplo, si nos fijamos de nuevo en el proyecto Hardt Hyperloop para transportar pasajeros en tubos de vacío —un proyecto que modificará de manera dramática la forma en que las personas viajan en Europa— necesitas mucho dinero para desarrollar la tecnología, pero también necesitas el apoyo del gobierno para obtener los permisos inmobiliarios y resolver este tipo de cuestiones. En definitiva, todos deben estar involucrados.

¿Cuál sería tu mensaje a la nueva generación de emprendedores?

Creo que una de las cuestiones con más fuerza hoy en día es que casi todas las personas con verdadero talento que hay en el mercado solo quieren trabajar para empresas con un claro propósito social y la única forma de triunfar en el mercado hoy en día es si cuentas con el mejor equipo. Lo peor que puede ocurrir es que esta generación acabe quemada o desilusionada y diga: «Bueno, teníamos un sueño, pero no salió bien, así que vayamos a trabajar para una petrolera o algo similar». Pero no creo que esto esté ocurriendo.

Si podemos probar que puedes ganarte bien la vida como emprendedor, pagando un salario justo a todos tus empleados, creando productos que hagan que el mundo sea positivo en términos netos y generando un beneficio saludable a tus inversores, básicamente no existe una razón para no hacerlo. Con suerte, grandes cantidades de capital fluirán hacia las nuevas generaciones de emprendedores que aspiran a crear un mundo mejor, que tienen las herramientas y el apoyo, el mercado y el potencial para lograrlo. Veo que esto puede ocurrir y estoy muy emocionado por ello.

Esta entrevista se llevó a cabo por Inês R. Correia y Diane Gray. Ha sido editada y condensada. 

Imagen principal: Trabajando en un nuevo proyecto. Imagen This is Engineering/Pexels

Suscríbete a la newsletter