Un recorrido por los océanos

Donde la arquitectura se encuentra con el mar

​ ​ Brian Gallagher
Brian  Gallagher
​ ​
Article image

Desde el momento en que los humanos exploraron el horizonte por primera vez, las sucesivas civilizaciones no han dejado de sentirse atraídas por los océanos; como fuente de alimento, como medio de transporte, para ganar posiciones estratégicas militares o en busca de descubrimientos científicos. Nuestra dependencia de los océanos está íntimamente ligada a nuestra presencia en el planeta. Y esta relación es la que exploran los proyectos de arquitectura que siguen a continuación y que ocupan un espacio entre la tierra y el mar. Una colección de museos y acuarios que recrean la experiencia de sentirse en un lugar donde la naturaleza todavía prevalece. El fondo del mar y un medio distinto al nuestro inspiran a una arquitectura amarrada a la tierra, pero que pertenece, al fin y al cabo, a un reino diferente.

Arquitectura y mar en Museo del Mar y el Surf, Biarritz
Museo del Mar y el Surf, Biarritz. Imagen de Iwan Baan

Museo del Océano y el Surf, Biarritz, Francia

Steven Holl Architects en colaboración con el arquitecto y artista brasileño Solange Fabião.

La Cité de l’Océan et du Surf se encuentra en Biarritz, en el suroeste de Francia, y forma parte de un plan director para la reurbanización del frente marítimo del golfo de Vizcaya. El museo quiere concienciar a los visitantes sobre cuestiones medioambientales relacionadas con los océanos a través de exposiciones y actividades pedagógicas, científicas y lúdicas. Su programa incluye un área de exposición, auditorio, restaurante, cafetería y oficinas.

La expresión formal, una porción de terreno habitada y elevada sobre el nivel del suelo, con bordes laterales cóncavos, traza una plaza con vistas que enmarcan el horizonte y proporcionan una superficie convexa, en cuya cara interior se proyectan imágenes relacionadas con las exposiciones en curso. Un vacío bajo la estructura en la esquina suroeste configura un porche cubierto para el auditorio y los espacios expositivos, al tiempo que se convierte en un área informal para desarrollar actividades. La materialidad del edificio viene definida por el paisajismo de la plaza: un empedrado portugués que permite que la vegetación y la hierba crezcan entre las piedras, hormigón texturizado blanco fabricado con conglomerado del lugar y las “rocas de vidrio” del restaurante y la tienda de surf.

Acuario de Dinamarca. Arquitectura y mar
Acuario de Dinamarca. Arquitectura y mar

Acuario Nacional de Dinamarca, Kastrup, Copenhague

3NX Architects

Más conocido como The Blue Planet, el Acuario Nacional de Dinamarca está concebido como un gigantesco remolino congelado en una expresión material de movimiento fluido. El diseño del edificio está pensado para que se aprecie tanto desde el aire como a nivel del suelo. La estructura de acero está revestida con escamas de aluminio que reflejan los cambios de color del cielo. En el interior, las exposiciones se organizan alrededor de cinco “brazos”, que albergan varios animales marinos procedentes de diferentes ambientes: aguas frías, cálidas, saladas y dulces.

Situado en Øresund, el estrecho que delimita la frontera entre Dinamarca y Suecia, el edificio conecta la tierra y el mar con un paisajismo que difumina las líneas entre el interior y el exterior y crea corrientes de agua alrededor de los volúmenes construidos. Los visitantes se ven empujados al vestíbulo por un remolino de curvas. En el centro las exposiciones se extienden hacia los brazos.

Aquarium architecture in Valencia
L’Oceanogràfic, Valencia

El Oceanográfico, Ciudad de las Artes y las Ciencias, Valencia

Félix Candela, José María y Tomás Llavador Arquitectos

L’Oceanogràfic es un parque marino al aire libre compuesto por varios edificios que representan diferentes ambientes acuáticos. Se encuentra dentro de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, un ambicioso complejo cultural ubicado en el antiguo lecho del río Turia, en Valencia. Félix Candela es, junto con Santiago Calatrava, el autor del plan director general de lo que hoy en día se considera la destinación turística más importante de la ciudad. L’Oceanogràfic se terminó en 2003 y es el acuario oceanográfico más grande de Europa, con una superficie de 110.000 metros cuadrados y 42 millones de litros de agua. Alberga a 45.000 especies de todo el mundo.

Candela es conocido por sus estructuras elegantes y esculturales, y en este proyecto capta perfectamente la plasticidad del material y la fluidez del programa interno. El edificio del acuario se concibió como una concha compuesta por una serie de paraboloides hiperbólicos concéntricos con un muro cortina de vidrio en la mitad que conforma la entrada.

Museo Marítimo en Sidney. Ejemplo de arquitectura y mar
Waterfront Pavilion, Sídney. Imagen de Brett Boardman

Pabellón del frente marítimo, Museo Marítimo Nacional de Australia, Darling Harbour, Sídney

FJMT Studio

El pabellón es un anexo al Museo Marítimo Nacional de Australia y se diseñó para dar acceso a los dos buques de la Armada Real Australiana, el HMAS Vampire y el HMAS Onslow. Estos dos característicos navíos están amarrados permanentemente en un embarcadero en el puerto de Darling Harbour de Sídney.

Concebido como un tubo flotante sobre el agua, la forma del edificio da acceso a los buques a través de sus portales y pasarelas, configurados de manera que los visitantes puedan apreciar la relación de los barcos con el muelle. La fachada se articuló para reflejar su escala y materialidad, elementos que configuran una composición general de volúmenes complementarios. En el interior, el diseño del pabellón refleja la dureza de la vida del marinero, y cuenta con pocos detalles ornamentales. La exposición, muy tecnológica, analiza la militarización de los océanos y el papel crucial que juegan en los conflictos armados actuales.

Arquitectura y mar en el Museo de Historia Marítima en Saint-Malo
Museo de Historia Marítima de Saint-Malo

Museo de Historia Marítima, Saint-Malo, Francia

Kengo Kuma & Associates

El arquitecto japonés Kengo Kuma (responsable del nuevo Museo Victoria & Albert en Dundee) es el autor del proyecto ganador para un edificio que conmemora la histórica relación entre Saint-Malo y el mar, cuyas obras empezarán en 2019. El museo acogerá exposiciones permanentes y temporales, además de actividades educativas y otros eventos en la ciudad histórica amurallada. Está concebido como una serie de tres volúmenes apilados, escalonados en planta y en sección, que configuran la entrada principal con gabletes acristalados enmarcando las vistas sobre el mar.

La escala y los materiales de la propuesta evocan a los almacenes industriales y a la arquitectura naval típica del lugar. En el interior, los espacios expositivos se han pensado como hangares diáfanos que proporcionan una máxima flexibilidad al programa. El revestimiento de las fachadas es de zinc grabado alternado con paneles acristalados para ofrecer al edificio un efecto translúcido que imita la luz y los cielos grises típicos de la costa de la Bretaña, al tiempo que se relacionan con el emplazamiento donde se ubica, en el muelle de Duguay-Trouin.

Imagen principal: Museo del Mar y el Surf, Biarritz. Foto de Iwan Baan

 

Suscríbete a la newsletter