La regeneración de espacios a través del deporte y el bienestar

Cómo las ciudades pueden utilizar el deporte para acelerar el desarrollo sostenible

Article image

El mundo está en constante cambio, y existe una preocupación creciente por el cambio climático, el reciclaje y la responsabilidad con el medio ambiente. Este enfoque es esencial para reducir el impacto negativo del carbono sobre el planeta y así obtener ciudades más alineadas con el desarrollo y la sostenibilidad.

Tres variables fundamentales pueden considerarse la base de la sostenibilidad humana:

  • nuestros sentimientos hacia nosotros mismos
  • nuestros sentimientos hacia los demás
  • nuestros sentimientos hacia nuestro entorno

Existe una creciente conciencia mundial de que el bienestar humano tiene su origen en diversas variables, siendo una de ellas, naturalmente, el ejercicio físico. Los avances en medicina, la presión social y la comunicación de masas crean las condiciones necesarias y motivan a las personas a vivir más y mejor. En lo que respecta al ejercicio, las ciudades deberían proporcionar el espacio adecuado, es decir, instalaciones deportivas, zonas verdes, pistas para corredores, gimnasios y soluciones tecnológicas, de forma que la actividad física se integre de la manera más natural posible en las vidas de los ciudadanos que viven en ellas o las visitan.

Este hecho lleva a reflexionar sobre los siguientes puntos:

  • De qué forma los bloques de pisos y las viviendas tendrán la capacidad de albergar espacios en línea con estas nuevas tendencias.
  • Cómo los lugares de trabajo y la gestión del tiempo pueden alinearse con el hecho de que las personas no solo desean cuidarse de manera creativa, motivadora y movilizadora para sí mismos, sino también para aquellos que conviven y trabajan con ellos.

La inteligencia artificial y la necesidad que el ser humano tiene de reconectar con la naturaleza y su esencia ofrece innumerables posibilidades, entre las que se encuentran el ejercicio y la participación activa en eventos sociales, culturales y deportivos.

Encontramos numerosos ejemplos concretos de ciudades que promueven el ejercicio y el bienestar de forma innovadora, contribuyendo así a mejorar su sostenibilidad (y competitividad). Existe un creciente número de nuevos “urbanistas” que aspiran a crear, vivir y trabajar en espacios adecuados para su estilo de vida. Claramente, el deporte y el bienestar forman parte de los anhelos de este nicho de mercado exponencial.

People running in sustainable cities
Personas corriendo en la ciudad como ejemplo de desarrollo sostenible. @Unsplash

Lucerna, en Suiza, es un ejemplo perfecto. La ciudad ha creado el concepto: «La Ciudad, El Lago, Las Montañas». A través de él ha movilizado a todas las partes interesadas, reestructurándose y posicionándose como una ciudad que atrae a nuevos habitantes y a un turismo selectivo a través del deporte y el bienestar y que, sobre todo, continúa siendo sostenible porque sigue las tendencias.

China está considerando el deporte y el bienestar como aspectos críticos a tener en cuenta a la hora de atraer a familias e inversores que buscan alternativas a la masificación. Chengdu es el más claro ejemplo de este tipo de ciudad china. Aprovechando su designación como sede de la Universiada (olimpiada para estudiantes) en 2021, Chengdu se ha reinventado. En esta ciudad, el deporte y el bienestar ya actúan como catalizadores para aquellos que quieran instalarse en una región habitada por unos 100 millones de personas. Las infraestructuras modernas, las instalaciones y el equipamiento deportivo abundan por toda la ciudad. Con la intención de alinearse con el slogan «Chendgu: Oportunidades, Inspiración y Entretenimiento», reputados arquitectos han creado áreas circundantes, recintos culturales, carriles-bici, centros culturales y galerías de arte con un claro enfoque en el bienestar. El concepto que rige el actual desarrollo de la ciudad dice mucho de su propósito: «Equilibrio entre trabajo y vida privada-estilo de vida único».

Bangkok, ciudad tradicionalmente contaminada y con un crecimiento anárquico, también se está reinventando a sí misma, creando nuevas áreas urbanas, zonas verdes e instalaciones deportivas.

Pero lograr el desarrollo sostenible y el seguimiento de las tendencias también es posible a través de decisiones e ideas simples. Como muchas otras ciudades en el mundo, Bogotá, en Colombia, proporciona cada domingo 125 kilómetros de carreteras a sus habitantes para uso exclusivo de los vehículos de dos ruedas, con el propósito de estimular la práctica del deporte y el bienestar.

Un hecho a tener en cuenta es que las ciudades que ofrecen el acceso a instalaciones deportivas y a recintos culturales y sociales, situadas en un ecosistema en el que la sostenibilidad es evidente, no solo siguen las tendencias ganando en atractivo y competitividad, también facilitan la participación colectiva, promoviendo las relaciones y la inclusión, y por tanto personificando el codiciado concepto de habitabilidad.

Imagen principal: Practicando yoga en la ciudad. Foto: Unsplash