Propuestas de diseño para transformar el futuro

La sostenibilidad depende de la innovación pero puede surgir del material más antiguo

Article image

El planeta Tierra es el mundo en el que vivimos; un mundo con el que debemos encontrar un nuevo equilibrio para afrontar los próximos desafíos globales. La Tierra también es el principal sustrato de la vida y, por lo tanto, la base para una nueva forma de vida sostenible en nuestro planeta. Las soluciones a muchos de los problemas a los que se enfrenta nuestro planeta pueden encontrarse en la materia que cualquier población, en cualquier momento preciso de la historia, ha llamado hogar.  Con la incorporación de 83 millones de personas a la población mundial cada año, el reto de nuestra generación es responder a la cada vez más grave emergencia climática, a la necesidad de viviendas sostenibles de km 0 y a la gran cuestión global de la emergencia habitacional a la que tendremos que enfrentarnos, especialmente en el contexto de crisis generadas por grandes migraciones o desastres naturales. El hombre ha demostrado una capacidad increíble para resolver y evolucionar a lo largo de muchos miles de años.

Como diseñadores, intentamos responder con una visión: emprender un viaje sobre los humanos y su capacidad de adaptación a los desafíos climáticos estudiando las posibilidades de los modelos de vivienda de km 0 y sostenibles. Más tarde, junto con la empresa de impresión en 3D WASP, desarrollamos TECLA, el primer modelo de vivienda ecosostenible íntegramente impreso en 3D con tierra cruda local.

Inspirado metafóricamente en una de las Ciudades invisibles de Italo Calvino –la ciudad de continua construcción– el nombre TECLA evoca el fuerte vínculo entre el pasado y el futuro combinando la materia y el espíritu de las casas antiguas y atemporales con la producción tecnológica del siglo XXI.

 Interior de una vivienda sostenible diseñada por Mario Cucinella.
TECLA, detalle del pasaje de la zona de noche hacia la sala de estar, Massa Lombarda, Italia, Mario Cucinella Architects. Foto © Iago Corazza

«Nos gusta pensar que TECLA es el principio de una nueva historia. Sería verdaderamente extraordinario dar forma al futuro transformando este material antiguo con las tecnologías disponibles hoy en día. La estética de esta vivienda es el resultado de un esfuerzo técnico y material; no ha sido únicamente un enfoque estético. Es una forma honesta, una forma sincera».

TECLA combina la investigación sobre prácticas constructivas vernáculas, el estudio de los principios bioclimáticos y el uso de materiales naturales y locales. Es un proyecto de emisiones casi nulas: su cubierta y el uso de un material completamente local permiten reducir los residuos y los deshechos. Todo esto y el uso de tierra cruda suponen un ejemplo pionero de vivienda baja en carbono.

El proyecto no solo explora soluciones de vivienda en términos estéticos formales, también estudia la forma del edificio en lo referente al clima y la latitud. Además, la composición de la mezcla de tierra responde a las condiciones climáticas locales y el relleno de la envolvente se optimiza paramétricamente para equilibrar la masa termal, el aislamiento y la ventilación de acuerdo con las necesidades climáticas.

El mobiliario, en parte impreso en tierra local e integrado en la estructura de tierra cruda y en parte diseñado para ser reciclado o reutilizado, refleja la filosofía del modelo de casa circular.

El tema del reciclaje también fue la idea que inspiró la instalación KABOOM, concebida y diseñada por jóvenes profesionales de la SOS School of Sustainability (SOS Escuela de Sostenibilidad) y Mario Cucinella Architects. KABOOM es un evento itinerante con un escenario evocador creado a partir de objetos reutilizados.

Viviendas sostenibles e instalaciones son algunos de los trabajos más destacados de Mario Cucinella.
KABOOM, Boloña, Italia, SOS School of Sustainability, Mario Cucinella Architects. Foto © Margherita Caprilli

Esta instalación temporal pretendía fomentar un modelo de desarrollo diferente, conectando tres energías latentes en las ciudades: la participación ciudadana, los espacios no resueltos en la ciudad, y los residuos generados por las ciudades y los ciudadanos. Todo el mundo pudo convertirse en actor en este laboratorio urbano uniéndose a la «llamada del plástico», que consistía en traer residuos de plástico y entregarlos durante el evento. La gente pudo ver cómo los residuos de un objeto desechado se convierten en un objeto que recupera su valor gracias al reciclaje y el diseño.

Estas experiencias nos han hecho reflexionar sobre nuestros valores y nuestra contribución como diseñadores. KABOOM es el símbolo de una acción que parte de la ciudad para potenciar las acciones de los ciudadanos y desencadenar una conciencia urbana colectiva, impulsándonos hacia el nuevo concepto de economía circular. TECLA muestra lo que es posible lograr si combinamos conscientemente nuestros conocimientos técnicos y el aprendizaje del pasado y permite reflexionar sobre cómo los humanos han desarrollado la capacidad de construir y desarrollar ecosistemas resilientes siendo conscientes de los principios bioclimáticos y utilizando materiales naturales y locales.

En ambos proyectos nos planteamos la siguiente pregunta: ¿Qué lecciones podemos aprender y aplicar a nuestro precario futuro?

Imagen principal: TECLA, vista nocturna desde drone, Massa Lombarda, Italia, Mario Cucinella Architects. Foto © Iago Corazza

Suscríbete a la newsletter