Cómo compraremos en el futuro

Diseño e innovación en el mercado del retail

Article image

Quizá la gente no piensa realmente en el diseño cuando compra un producto, pero la verdad es que una parte de lo que están adquiriendo es, de hecho, diseño. Y esto es algo que las empresas deberán tener muy en cuenta si quieren aumentar sus ventas y ganar visibilidad.

La satisfacción general al comprar un producto se valora más o menos dependiendo de la experiencia: el packaging, el servicio al cliente, el entorno donde se efectúa la compra y otros factores. La evolución de la tecnología permite a todas las empresas ser más creativas que nunca, y el sector del retail no es ninguna excepción.

El entretenimiento nunca ha estado tan presente en nuestras vidas como ahora. En el ámbito del retail ya existen estudios sobre la vinculación entre ambos: el llamado retailtainment sería el acto de proporcionar experiencias únicas a los clientes, lo que supone para el retail pasar a un nivel superior en la escala de valor.

El sector retail innova con nuevas formas de pago
El pago contactless significa un cambio importante en aquellos entornos en los que el tiempo es esencial

Pago contactless

Probablemente ya estés usando este sistema o hayas visto carteles de ApplePay y AndroidPay en las tiendas. Por medio de una tarjeta o incluso un teléfono inteligente, ahora podemos pagar cualquier cosa con un solo gesto, liberados, por fin, de la tiranía de las contraseñas.

Este pequeño detalle supone una gran diferencia en un sistema donde cada segundo cuenta; en Londres, por ejemplo, se puede pagar el transporte público con un teléfono inteligente o pasando una tarjeta de crédito o débito.

Drones de reparto (Amazon)

Amazon ya está realizando pruebas con drones que reparten paquetes en un nuevo proyecto llamado PrimeAir. El primer vuelo totalmente autónomo se realizó el 16 de diciembre de 2016 en Reino Unido. De momento, Amazon ha probado esta nueva tecnología en áreas específicas, donde hay menos tráfico aéreo, pero en el futuro no se descarta ver drones volando por las ciudades para llevar paquetes.

Tiendas interactivas

El concepto de la interactividad aplicada al mercado del retail no es nuevo, pero hasta ahora pocos son los casos de éxito. Uno de estos ejemplos que vale la pena mencionar es Audi City, en Londres.

Audi City es un espacio con tecnología punta donde los clientes potenciales disfrutan de una experiencia única. En esta tienda, con enormes pantallas que cubren casi la totalidad de las paredes, el cliente puede seleccionar un vehículo de entre toda la oferta de Audi en una de las muchas mesas táctiles ubicadas en el espacio.

A continuación se muestra en la gran pantalla de la pared el coche en una maqueta 3D a escala 1:1 con la configuración elegida. Un avatar explica todo lo que el cliente necesita saber sobre el coche de sus sueños, desde los detalles del motor hasta la funcionalidad de las luces led.

Esto representa un gran paso: un showroom atractivo donde Audi puede enseñar sus productos en un espacio relativamente pequeño, con todas las opciones de color, gamas y especificaciones disponibles. Como diseñador, creo que es una jugada muy inteligente y estoy convencido de que este es el futuro para muchas marcas.

Tienda Amazon Go, en la que los artículos se pagan a través de una aplicación de móvil. Alamy stock photo

Tiendas con cajas de autopago

Como ya sabemos, una tienda con sistema de autopago es una tienda física donde uno entra, coge los productos que necesita y realiza el pago por sí mismo. Sin embargo, Amazon (de nuevo) ha llevado este concepto todavía más lejos. Para usar AmazonGo, lo único que se necesita es una aplicación instalada en un teléfono inteligente. De esta forma, puedes ir hasta la tienda, coger los productos que quieras e irte. Suena un poco raro, pero quizás este es el futuro de la compra en un espacio físico, especialmente en las grandes marcas.

Desde mi punto de vista de diseñador, este tipo de proyectos supone una gran oportunidad para experimentar con el diseño, no solo en un entorno físico, sino también a través de aplicaciones móviles. Sin embargo, el inconveniente de este modelo es que no necesita seres humanos, por lo que seguramente supondrá una reducción de empleo en el sector.

Es difícil hacer un seguimiento de las mejores ideas que surgen continuamente, pero creo que el futuro del retail ya ha empezado. Las grandes marcas se están centrando no solo en sus productos, sino también en ofrecer una gran experiencia a sus clientes. Con la rápida evolución del diseño y la tecnología, no hay vuelta atrás y, probablemente, tampoco habrá un final.